Hidratación y nutrición

La piel necesita mantener ciertos niveles hídricos, es decir, de retención de agua, para funcionar óptimamente.

Normalmente, una piel joven concentra entre el 10 y 20% del agua total del organismo en la capa córnea que recubre la piel.

El metabolismo que realiza la piel como órgano necesita del agua para realizar sus procesos, mantener la elasticidad y su función barrera.

Cuando hablamos de hidratación en la piel, nos referimos a ayudar a la piel a mantener su nivel de agua y mantener su capacidad de absorber humedad y nutrientes.

Tomar agua es fundamental, pero no suficiente. Es por ello por lo que se recurre a activos específicos que cubran dichas necesidades, y la intervención de equipos que promuevan estos procesos naturales.

De esta manera se mejora la hidratación y nutrición necesaria para que la piel, como órgano, pueda funcionar correctamente, y muestre una apariencia sana.

Mostrando los 3 resultados

Carrito de compra