Biofotónica y láser

La biofótonica sinergizada unifica dos formas de irradiación lumínica (led y diodo láser) así como dos tipos de aplicación, una sistemática y la otra localizada directamente en la piel trabajando ambas de forma simultánea. La tecnología láser para tratamientos tanto estéticos como terapéuticos trabaja a nivel dermis, pero tiene una penetración más profunda llegando hasta el torrente sanguíneo; aplica energía del espectro electromagnético del organismo.

El uso de los fotones para el estudio de procesos biológicos y médicos se conoce como biofotónica, se caracteriza por ayudar en la comprensión de los fenómenos moleculares para tener un mejor entendimiento y tratamiento de diversas enfermedades. Los fotones incidentes en un tejido pueden ser reflejados, absorbidos o esparcidos. 

Las frecuencias que se utilizan van a variar dependiendo de su aplicación, por ejemplo, en procesos agudos se recomienda una dosis y frecuencia baja, pero en procesos crónicos la frecuencia es más alta. La absorción de los tejidos dependerá de la longitud de onda y de su naturaleza, es decir, de donde se esté aplicando.

Beneficios 

El uso de láser de bajo nivel (LLLT) actúa a nivel superficial y va a producir reacciones químicas, esta energía depositada produce efectos biológicos primarios a nivel local (bioquímicos, bioeléctricos o bioenergéticos) estos van a producir efectos indirectos como el aumento del trofismo muscular y un estímulo de microcirculación. 

El efecto bioeléctrico actúa como reequilibrante y normalizador de la vitalidad celular; mantiene el potencial de la membrana para evitar la estimulación del dolor que causan diferentes lesiones en el sistema musculoesquelético e indirectamente aumenta la cantidad de ATP. Como efectos bioquímicos estimula la acción fibronilítica, es decir, disuelve coágulos formados o que estén en formación; va a aumentar el número de lisosomas los cuales son los encargados de reciclar restos celulares de desecho y también destruyen virus y bacterias. En efectos bioenergéticos va a reponer la energía celular perdida mediante una restauración de la funcionalidad normal de la célula.

El efecto térmico se debe a que aumenta la temperatura del tejido lo que va a estimular el aumento del riego sanguíneo, disminuir la excitabilidad de células nerviosas y aumentar el trofismo celular, es decir, funciones del organismo que están vinculadas con la nutrición, desarrollo y conservación del tejido. Va a producir una vibración en los tejidos provocando una regeneración celular y disminución de la inflamación.

En complemento con estos efectos biológicos apoya a los procesos de recuperación por fatiga, estrés o actividad deportiva, también para control de acné, celulitis, heridas abiertas, cicatrices, procesos post quirúrgicos, manchas y para procesos de dolor muscular.

¿Cuál ha sido tu experiencia en la aplicación de equipos de biofotónica? ¡Cuéntanos las historias de éxito con tus clientes!

Deja un comentario

Carrito de compra